Recibe Asesoría Inmediata, PRIME.

Agenda tu Reunión Online para estudiar tu Horizonte de Inversión, se parte de la Experiencia EPAsesoría 100% Personalizada.

Erwin Palavecino Torres

Broker / Realtor Especialista
Cargando

Preguntas Frecuentes de Clientes

Las viviendas DFL2 son aquellas en que su superficie no excede los 140 m2 y cuentan con importantes beneficios tributarios.
Es cuando usted firma en la notaria el contrato legal de Compraventa de la nueva vivienda. Una vez firmado el documento y se cuente con la respectiva inscripción en el conservador de bienes raíces, usted será legalmente propietario del inmueble. Este documento será el comprobante oficial para acreditar que usted es dueño de la propiedad.

Las más comunes son los bancos, financieras y mutuarias, pero también se puede obtener financiamiento de Sociedades de Leasing Habitacional, Cooperativas y Cajas de compensación.

En Erwinpalavecino.com asesoramos a los clientes en materia de financiamiento, de acuerdo su situación particular.

Una vez que toma la decisión de adquirir una determinada vivienda, debe acercarse a un asesor de Erwinpalavecino.com vía web para RESERVAR su departamento, en donde debe cancelar un monto en UF que será indicado por el vendedor del proyecto, este valor se incorporará al futuro pie de la propiedad.

La promesa de compraventa es un contrato formal con validez legal, donde usted se compromete a comprar una vivienda y, por otro lado, Erwin Palavecino se compromete a venderle y respetar las condiciones pactadas (precio, pie, forma de pago, plazos, las multas involucradas en caso de anulación y las especificaciones generales del proyecto).

Es el diferencial, entre el valor de compra y el valor de una eventual venta futura.
Comprar en blanco significa que se promete comprar un inmueble previo al inicio de la construcción, solo con el plano, el terreno y un anteproyecto aprobado, por lo que las características de la unidad pueden sufrir modificaciones.
Es un préstamo a mediano o largo plazo que se otorga para la compra de una vivienda y que se paga en cuotas mensuales llamadas dividendos. La propiedad adquirida queda en garantía o hipotecada a favor del Banco para asegurar el cumplimiento del crédito.